marzo 9, 2021

Sinergia con México: Space JLTZ y SpaceX colaboran para lanzar un satélite privado

 

La startup espacial mexicana Space JLTZ -junto a Nanoavionics y Dragonfly Aerospace-, construye alianza con la firma espacial de Elon Musk en el lanzamiento de su primer satélite este 2021.

El 2020 no sólo fue un año de cambios, retos y desafíos, sino también de nuevos inicios y proyectos. Es el caso de la startup mexicana Space JLTZ -miembro del consorcio internacional Hyperactive– que, enmedio de la contingencia sanitaria, nació como un emprendimiento de JLTC Venture Labs motivado por la new space economy -o nueva economía espacial-, definida como la gama completa de actividades, recursos que agregan valor y beneficios para los seres humanos en el curso de la exploración e investigación espacial.

 

En este sentido Space JLTZ y la firma estadounidense, SpaceX, trabajarán en el lanzamiento de un satélite privado durante el verano próximo, siendo ésta la primera ocasión que una empresa espacial mexicana conjuga ingeniería en alianza con la propiedad que dirige Elon Musk.

 

Uno de los mensajes principales de la compañía es que “este proyecto representa un hecho único y sin precedentes de capital privado e inversión en el mercado espacial en México. Se trata de romper el pensamiento de que la industria espacial no se puede desarrollar y prosperar en nuestro país”.

 

Tras poco menos de un año desde su fundación, Space JLTZ ha logrado pactar importantes alianzas a nivel nacional, como el municipio de Atlacomulco a través de la Universidad Politécnica de Atlacomulco y la Agencia Espacial Mexicana para el desarrollo del Atlacom-1 y del D2/Atlacom-1.

 

A nivel internacional ha consolidado colaboraciones con empresas como: Tierra Luna Engineering -liderada por el astronauta mexico-americano José Hernández-, Skywatch Space Applications de Canadá, Nano Avionics -empresa subsidiaria de AST & Science – y Dragonfly Aerospace de Sudáfrica, siendo estas dos últimas las que colaborarán en el lanzamiento de un satélite con una cámara hiperespectral de 148 bandas en el verano próximo.

 

La misión espacial busca reunir información única que ayude a diferentes sectores de la economía global como el agroalimentario, minero, hidrológico, planificación urbana, medio ambiente de acuerdo con datos de la startup mexicana.

 

Por su parte, el Doctor en Ingeniería Mecánica Electricista, Rodolfo Neri Vela, quien es el primer astronauta mexicano y el segundo latinoamericano en ir al espacio, comentó: “Space JLTZ tiene un gran potencial y brillante futuro. Ahí trabajan y podrán trabajar muchos ingenieros e ingenieras altamente capacitados y apasionados por la tecnología espacial. Sin duda, se convertirá en una de las empresas mexicanas más importantes del sector espacial de nuestro país”.

 

Un proyecto familiar con dirección al espacio

 

Esta startup mexicana nació por un interés en el espacio inculcado por el ingeniero José Luis Terreros Zenteno (JLTZ), padre de José Luis Terreros Corrales, CEO y Presidente de la compañía, quien junto a su esposa Verónica Gómez Guizar, decidió invertir en la creación de un startup espacial en México e inyectaron el capital pre-semilla -junto con sus socios fundadores como MD CAPITAL- para la creación y desarrollo.

 

Para el ingeniero José Eduardo de la Guardia Civallero, egresado de la Universidad Iberoamericana Campus Puebla, COO y socio fundador de Space JLTZ, “el momento de crisis es una gran oportunidad para emprender en el espacio, asumiendo el reto que esto significa”.

 

“El sector espacial representa un terreno fértil en el área de inversión y de negocios que no se ha explotado en nuestro país, representando una verdadera área de oportunidad con miras a establecer una industria espacial mexicana. La industria espacial es la industria del siglo que hoy se encuentra en sus inicios”, señala la firma espacial.

 

Ante este escenario, la compañía prevé que el tamaño del mercado mundial de Small Satellites alcance los 9,750 millones de dólares (mdd) para finales de 2027, con una tasa compuesta anual de 18.99% durante los próximos siete años, lo que representa un impulso favorable para los programas espaciales en todo el mundo. En 2018, el valor estimado del mercado de industria de Small Satellites alcanzó poco más de los 3,000 mdd.

 

“México es un país que no ha puesto atención en el ramo espacial al menos desde el sector privado, por eso es importante que esta empresa siga un sueño y visión innovadora, atreviendonos a pensar fuera del globo”, detalla la startup.

 

A principios de 2020, la era espacial mexicana cobró relevancia con la puesta en órbita del satélite AzTechSat-1, un CubeSat desarrollado por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) a bordo de la misión SpaceX CRS-19 para la National Aeronautics and Space Administration (NASA). Este proyecto estuvo liderado por el Doctor en Ingeniería Mecatrónica, Joel Contreras Lima, como ingeniero en jefe.

 

Posteriormente, Contreras Lima fue invitado a colaborar como investigador por el Centro de Investigación Ames de la NASA, ubicado en Sillicon Valley, California. Hoy, es el mentor de la siguiente misión espacial entre México y la NASA, así como socio fundador y director de tecnología (CTO) en la compañía mexicana.

 

Una pieza fundamental para la materialización de este proyecto fue Andrés Martínez, ejecutivo de la División de Sistemas Avanzados de Exploración de la NASA. Desde ese momento, el desarrollo de la industria espacial en México tuvo un importante impulso, convirtiéndose en una de las políticas públicas de la Agencia Espacial Mexicana dirigida por el Doctor Salvador Landeros Ayala.

Actualmente, Space JLTZ ofrece tres productos para el mercado: observación terrestre desde el espacio(Earth Observation), procesamiento de datos y misión espacial. Además, ofrece servicios que benefician a sectores como: agricultura de precisión, marítimas portuarias, aeronáutico, logística terrestre y marítima, industria automotriz, auditoría de obra civil y pública, organismo de fiscalización,  aseguranza y bancario,  áreas naturales protegidas, reservas naturales y bosques; ciudades inteligentes, desarrollos urbanos e industria 4.0.

 

Entre los planes a futuro de la compañía destaca la realización de proyectos de misiones y constelaciones, pactar convenios con instituciones educativas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Tecnológico de Puebla (ITP) y la Unidad de Alta Tecnología de la UNAM (UAT-UNAM).

 

Asimismo, esperan realizar el lanzamiento del Proyecto Géminis en 2021, que consiste en una constelación de satélites híbridos más eficientes y competitivos al añadir una fuente de información actualizada, con referencia en imágenes satelitales y comunicaciones terrestres, de interés para los gobiernos, ONG´s, la iniciativa privada e instituciones académicas. 

 

En los siguientes 18 meses, alineado a la visión de desarrollo espacial en México, “Programa Nacional de Actividades Espaciales 2020-2024”, publicado en el Diario Oficial de la Federación, Space JLTZ busca posicionarse como la entidad con más satélites en México con una estimación de 20 en órbita la creación de un laboratorio de inteligencia geoespacial para brindar información al territorio nacional, así como fabricar satélites y la operación de estaciones terrenas.